Rafael Núñez, director de la empresa de reputación en línea CleanPerception y encargado del portal de noticias sobre seguridad informática, Enfoque Seguro, advirtió recientemente sobre una tendencia en cuanto a delitos por Internet que busca atacar a los usuarios de la banca electrónica.

Núñez afirmó que durante el mes de mayo un grupo de ciberdelincuentes difundió una campaña de phishing o pesca de datos de alto alcance dirigida a los clientes del Banco de Venezuela, específicamente.

Los hackers consiguieron intervenir un servidor ubicado en Canadá y desde allí duplicaron el portal ClaveNet, que es utilizada por los clientes al momento de ingresar a su cuenta en la página del banco. Sin darse cuenta, el usuario suministra sus datos personales a los delincuentes, dándoles tiempo suficiente para llevar a cabo un fraude bancario mucho antes de ser detectado.

En la mayoría de los casos, se recibe un e-mail personalizado, con el nombre y apellido de la víctima, para hacerle creer que proviene de un sistema seguro y así persuadirlo a que entregue su información de seguridad, explicó el director de CleanPerception. Debido a este tipo de procedimientos, se presume que un empleado del banco pueda estar facilitando los datos de los clientes.